CONSEJOS PARA QUE LA NEVERA DE TU BARCO ENFRIE COMO NUNCA Y CONSUMA POCA BATERIA.

Un amigo dedicado al charter me dijo que en unas vacaciones hay tres cosas que no pueden fallar: el bimini la zodiac y la nevera.

Pero esta última es el gran monstruo del consumo del barco, así que vamos a ver una serie de puntos a revisar para disminuir el consumo de esta.

     El frío se produce gracias a un compresor que consume en estado normal de funcionamiento entre 4 y 6 amperios, cuanto mas tiempo este en marcha mas amperios hora de la batería estamos extrayendo.

 

    Lo que hace el compresor no es mas que trasladar el calor de la nevera fuera de esta, por lo que si esta en un sitio mal ventilado este compresor no rinde bien y tiene que trabajar mas horas al día para conseguir la temperatura por lo cual es vital que el compresor este en un sitio que no este recirculando su mismo aire caliente, aquí hay que poner rejas o ventiladores de apoyo para extraer el aire caliente.

 

    Suelo montar a veces un ventilador en paralelo con el del compresor pero ojo que la placa electrónica solo puede dar 1 amperio para la salida de ventiladores.

   Como sabemos refrigerar es extraer calor y este calor viene de dos fuentes: una es el genero que metemos en la nevera y que esta a una temperatura ambiente mas caliente que la del frigo y el otro es el que entra a través del aislamiento de la nevera, si este es de insuficiente espesor o esta mojado por condensaciones internas pierde eficacia y el compresor aumentara sus horas de funcionamiento y su consumo.

 

  Mejorar el aislamiento es fácil si tenemos una nevera muy grande y decidimos poner los paneles de poliuretano por dentro (perdemos nevera ) y puede ser bastante complicado si se tiene que aislar por fuera, ya que no suelen ser accesibles rodos los costados de la nevera en especial el del casco.

 

  Si os estáis haciendo el cofre y queréis ser totalmente felices poned 10 cm. de paneles de poliuretano (almacen de materiales de la construcción), de espesor, la nevera no gastara nada!.

  Suele ser un síntoma de falta de aislamiento las condensaciones exteriores, el “frio sale del cofre” y enfría la encimera o el mueble, por debajo de la temperatura de rocío del lugar y se produce la condensación, además si tocamos con la mano veremos que la superficie esta fría.

 

   Otro factor que influye en el consumo es como no! la temperatura que le pidamos al termostato, cuanto mas frío mas tiempo estará el compresor en marcha, la temperatura típica de conservación es de 4 grados, si queremos ahorrar baterías podemos ajustarla a 10 grados con lo que hace mas funciones de fresquera que de nevera. Aquí hay que mirar si el termostato es de ambiente o de contacto porque se produce un ciclo diferente según el que tengamos montado.

  Un termostato de ambiente mide la temperatura del aire de la nevera por lo que el compresor funcionara sin parar hasta que lleguemos a la temperatura deseada y se parara hasta que esta temperatura suba 2 grados ( el diferencial) por lo que los ciclos serán largos .

 

  Si el termostato que tenemos montado es de contacto lo que controlamos es la temperatura del evaporador y como esta se consigue antes, los ciclos serán muy numerosos en arrancadas y paradas y la temperatura se controla de manera indirecta controlando la temperatura de la placa, Por lo que si queremos tener una temperatura exacta el termostato lo tenemos que poner de ambiente.

  Con el de contacto, en verano estará en una posición y en invierno en otra.

 

Pero entre todos el problema principal y más común que tenemos es la falta de gas.

  El gas es para toda la vida, ni se estropea ni pierde propiedades solo se escapa. Siempre ha habido una picaresca en el sector muy arraigada principalmente en el comercio de que había que llamar periódicamente al frigorista para poner gas porque era lo normal. Si un circuito frigorífico no tiene la carga exacta de gas va a enfriar mal y con un grandísimo consumo de baterías ya que el compresor no va a parar y además corre el riesgo de quemarse.

  Las fugas tienen que buscarse y repararse pero a veces pueden ser muy pequeñas por lo que no se encuentran, el detector de fugas no pita en ningún sitio, y no nos queda mas remedio que hacerle una carga y esperar a la próxima vez que puede ser en 2 años. Lo mejor es tener una gran fuga de gas de esas que el gas solo dura unos días porque es fácil de encontrar y reparar.

  Si la carga de gas es insuficiente veremos que hace hielo solo una parte de la placa y el tubo de aspiración esta caliente. Una nevera esta correctamente cargada cuando habiendo conseguido la temperatura interior al compresor le llega hielo justo hasta la entrada del tubo. Para que un compresor rinda, el tubo de aspiración que le llega tiene que estar aislado, se ven muchas instalaciones con el tubo de la nevera sin aislar y produciendo condensaciones, la coquilla aislante tiene que ir desde la salida de la nevera hasta la aspiración del compresor.

 

  El motivo del aumento del rendimiento frigorífico se puede escapar un poco al profano pero digamos que cuanto mas frío este el gas de aspiración menor es su volumen especifico y como el compresor al fin y al cabo lo que hace es desplazar metros cúbicos de gas en un tiempo, cuanto mas frío este el gas mas “apretado” esta y mas refrigerante desplaza el compresor.

 

  Otro problema común es que la sección del cable que alimenta la nevera sea insuficiente, el cable de la nevera tiene que ser cable de 6mm de sección en 12v (a 24v 4mm ) para evitar caídas de tensión, Como sabemos en una línea eléctrica tenemos una caída de tensión proporcional a la intensidad que pasa por ella y a la resistencia de esta, si los cables son finos se pierden voltios por el camino y aunque las baterías estén cargadas a tope a 12.7v al compresor le pueden llegar 11,7v y como este tiene una protección por baja tensión ( para no consumirse todas las baterías ) se pondrá en marcha y en paro intermitentemente, sin enfriar la nevera y aumentando el consumo.

 

    El desagüe tiene que estar tapado ya que el frio pesa y se puede ir por el a la sentina.

   Otro factor que nos afecta al consumo es el exceso de hielo en el evaporador, el hielo paradójicamente es aislante y si tenemos mucho acumulado en la placa impide que los -15º de la placa de pongan en contacto con el aire de la nevera, aumentando el consumo, para descongelar no tenemos mas que pararla y SOBRETODO no intentar quitar el hielo con un objeto punzante porque podemos pinchar el evaporador y perder el gas.

  Si nos hace mucho hielo es posible que las gomas de la puerta no están bien y entre aire humedo que se convierte en hielo. También es importante que la placa evaporadora este separada de la pared de la nevera con unos tacos de 1 cm. porque así tenemos mas superficie de intercambio (el doble) que si esta totalmente pegada a la pared, además tiene que estar montada en la parte mas alta del frigo.

 

  Otro factor de consumo tan bien depende de la generación del compresor que tengamos montado, los nuevos compresores como todo en la vida han superado con creces la potencia y el consumo de los primeros compresores de hace 20 años, en este punto decir que a veces ha sido mas rentable poner un motor nuevo, que aumentar el parque de baterías de un velero, para saber si tu compresor es de los nuevos lo veras porque la unidad electrónica allí donde van los cables esta pegado al compresor y ocupa como un paquete te tabaco, los compresores viejos tienen la unidad separada.

 

  Una vez tengamos la nevera en condiciones hay unos trucos para en travesía disminuír el gasto de baterías. Es conveniente el salir a navegar a vela teniendo la nevera lo mas fría posible y llena a tope de bebida aunque no la consumamos toda, porque el liquido es la sustancia que mas calor especifico tiene esto quiere decir que es lo que mas tarda en enfriarse pero por otra parte es lo que mas acumula el frío. Luego si vamos el viernes a poner el cargador y el termostato a 1º ( al mínimo) .El sábado ponemos el termostato en la posición normal y saldremos con una gran inercia de frío acumulada en forma de ….cervezas con la que aguantaremos muchas horas sin que el compresor se ponga en marcha, una vez se “gaste” este frío tenemos que sacar toda la bebida y dejar solo lo imprescindible: fiambre verduras lácteos para disminuir la carga frigorífica. De esta manera hemos tenido unas horas gratis de nevera aprovechándonos de la acumulación de frío. Pero hay otro truco para bajar el consumo que es el poner la nevera al mínimo cuando tengamos el motor en marcha y volver a la posición normal cuando naveguemos a vela. Si tenemos en cuanta todos estos puntos podremos sorprendernos con lo bien que funciona la nevera y lo poco que gasta

 ; VOLVER A NEVERAS 12V

si quieres ver una de las paginas mas completas sobre contenido util de nautica www.marviva.org